Blockchain en Brasil

By diciembre 28, 2018Blog

Si la cadena de bloques o blockchain (en inglés) es la siguiente frontera en tecnología, Brasil puede ser uno de sus más grandes campos de prueba, ello no solo por su continental tamaño. Blockchain presenta soluciones pioneras a muy viejos problemas, y Sudamérica tiene mucho de ambos.

Brasil se ha jactado de tener una ventaja tecnológica por encima de otros, más países desarrollados apenas están comenzando a adoptar, sistemas como máquina de votación electrónica. Pero también se enfrenta a desafíos burocráticos no vistos casi en ningún otro lado. Un caso de esto es el sistema de registro de la propiedad. Perturbadoramente arcaico, el sistema de registro de propiedad en Brasil se realiza localmente por una oficina notarial. Es un sistema fragmentado y no transmisible que hace que la verificación de la propiedad sea riesgosa e incierta. Un notario público, o registro público, también es responsable del registro de matrimonios, nacimientos, defunciones, adopciones, emancipación de menores, validación de firmas y contratos. Para cada una de estas funciones, el nivel de papeleo no automatizado es asombroso. En un estudio de registro de tierras en Brasil, el Banco Mundial concluyó que toma en promedio 13 pasos para realizar el registro de propiedad territorial. Pero blockchain ya se está probando, y los resultados están apareciendo.

En 2017, Ubitquity, una compañía de Delaware que ofrece soluciones de blockchain para el título de propiedad de bienes raíces, se asoció con el gobierno brasileño, la notaría pública y la Universidad de Pelotas para implementar el registro electrónico de propiedad en Pelotas y Morro Grande, dos ciudades del estado sureño de Río Grande del Sur. El título de propiedad de blockchain será aún más importante y transformador cuando se trate de propiedades en áreas no reguladas, mejor conocidas como “favelas”, asentamientos de comunidades en laderas que se registraron orgánicamente y de manera informal, los cuales no cuentan con servicios públicos ni documentación. La mayoría de los propietarios de esas áreas son considerados legítimos dueños por la ley local, pero carecen de la documentación necesaria para hacer que esos activos sean líquidos y estén disponibles como garantía para préstamos, o para presentar prueba de titularidad para la apertura de una cuenta bancaria.

En las elecciones presidenciales de octubre de 2018, blockchain fue detectado como solución para varios problemas, pero tuvo que ser utilizado por primera vez como una herramienta para campañas financieras. Marina Silva, reconocida ecologista de renombre mundial postulada a la presidencia, utilizó la plataforma Decred para crowd-funding, red de financiación colectiva, con el objetivo de permitir obtener donaciones y tener las finanzas con suficiente transparencia.

En junio de 2018, el Banco Central de Brasil anunció PIER, una nueva plataforma de blockchain led para la comunicación de datos entre reguladores financieros. Desarrollada por el propio Departamento de Tecnologías de la Información del Banco Central, el sistema promoverá el intercambio de datos entre el banco, La Comisión de Títulos y Bolsas de Valores (CVM), la Pensión Nacional de Autoridad de Fondos y la Superintendencia de Seguros Privados.

La banca en Brasil presenta desafíos particulares, y blockchain podría revolucionar un sistema que actúa casi como un cartel donde hay muy poca y competencia genuina.

Compañías como Boston instalada en Airfox se han lanzado en Brasil con un claro interés por desafiar a los status quo de proveer servicios que ofrezcan acceso financiero a los millones de individuos desbancarizados de Brasil.

A pesar de que no se tiene en cuenta la regulación necesaria para el comercio de moneda criptoniana, las empresas brasileñas se están incorporando fuera del país para permitir el comercio local. Wise&Trust, una empresa brasileña de inversión en activos digitales, tiene su sede en Delaware para permitir la seguridad jurídica de sus clientes. Sin embargo, de acuerdo con Ruda Pellini, Directora de Desarrollo de Negocios, la falta de regulación no está previniendo la inversión en activos digitales, y hay más inversores registrados para el comercio de criptomonedas que en la Bolsa de Valores.

Para Luiz Hadad, diseñador comunitario de EOS Rio, “Brasil y América Latina representan una gran oportunidad para el blockchain y las tecnologías de contabilidad distribuida (DLT, por sus siglas en inglés). Muchos problemas en el continente se deben a la falta de confianza en los gobiernos e instituciones, y todo lo que podría resolverse mediante la aplicación de blockchain y protocolos de consenso, impactarían la vida de millones de personas”.

Blockchain también se está aplicando en los servicios de salud, y el emprendimiento brasileño EverSafe promete una reducción en los costos de salud pública de hasta 35% cuando esté completamente implementado. Hasta ahora, el historial clínico de una persona en Brasil, en la práctica, pertenece a cada hospital donde ha sido tratado. Y, debido a que la ley local no permite compartir esta información entre hospitales, se garantiza la privacidad, pero también se obstaculiza el seguimiento adecuado y el diagnóstico preciso de cada paciente. Con la plataforma de EverSafe el historial clínico y los diagnósticos estarían centralizados en blockchain y se convertiría de facto en propiedad de cada paciente, quien luego podría vender o permitir el uso de su información entre hospitales, centros públicos de salud y aseguradoras.

Con el bosque y la biodiversidad más grandes del mundo, Brasil también está dando seguimiento a proyectos de reforestación con la ayuda de blockchain. La agroindustria en Brasil, una de sus mayores fuentes de ingresos extranjeros, está invirtiendo en blockchain para el seguimiento de productos animales desde el origen hasta el supermercado.

Aún cuando Brasil ha estado un paso adelante que la mayoría de los otros países, como en el sistema de votación, estos procesos pueden mejorarse mediante blockchain. Plagado de acusaciones de manipulación de votos, especialmente en las recientes elecciones presidenciales de 2018, las futuristas máquinas de votación electrónica podrían convertirse pronto en una cosa del pasado con la plataforma blockchain cada vez más difícil de manipular. Políticamente, la innovación puede ayudar en otras áreas también. La constitución brasileña permite que cualquier petición pública apoyada por el 1% del electorado sea debatida en el congreso. Con blockchain, estas peticiones podrían ser más transparentes e inmediatas. El referéndum público también podría volverse más común, aunque no sea por su costo. De acuerdo con el Tribunal Superior Electoral (TSE), cualquier referéndum público costará al estado 500 millones de reales, ($140 millones de dólares estadounidenses). La velocidad y La facilidad de consulta a través de blockchain es otra forma en que las cosas podrían cambiar tan radicalmente como lo hizo en sus inicios el internet, y Brasil tiene muchas razones para convertirse en un excelente reloj de arena para las transformaciones por venir, tanto en términos de tecnología como de escalabilidad.

Leave a Reply

X
Sherlock Comms Logo

Are you looking for a PR Agency in Latin America?

Drop us an email and we'll get back to you as soon as possible!

Get in Touch!
A %d blogueros les gusta esto: